Categorías
Fundamentos

3 Consejos Gnosticos de un Anciano Sabio para el 2020

Introducción

Estas fechas donde se comienza un año, son las que la mayoría de las personas se dedican a ponerse metas para el año que acaba de comenzar.

Podemos tener metas de todo tipo, algunos se preocuparan este año por tener algún bien material, como comprarse algún articulo de lujo como un celular nuevo, otros quizá quieran cambiar o comprar su primer auto, posiblemente algúno ya estará pensando en una casa nueva o un terreno para su futura residencia.

Alguien puede trazarse la meta de bajar de peso, quizás para mejorar la salud o solo para verse mejor.

Alguna otra persona tendrá como objetivo, terminar una carrera universitaria o algún estudio que le diera mayor preparación intelectual.

Las metas que podamos tener para este año pueden ser de las mas diversas, tantas como la imaginación pueda pensar.

Que Meta te Proponemos los Gnósticos

Una de las metas mas importantes de la vida de una persona, seria llegar a ser feliz.

Sin ser engañado o confundir la felicidad real y la alegría.

Estas son cosas que son muy fáciles de confundir, debido al hecho que nos falta conciencia para reconocer la diferencia.

En esta oportunidad, queremos entregarte una reflexión sobre el conocimiento o la Sabiduría Gnóstica.

Esto para tratar de lograr que este año, seamos un poco mas felices que el año pasado.

Sabio Consejo Adicional

Aprovechamos para darte una repasada por la sabiduría universal y retomar un conocimiento muy útil para este año.

Como lo hemos mencionado en otras oportunidades, nosotros estamos gobernados por leyes que nos rigen, siendo imposible evitarlas.

Es por ello que es muy bueno, aprovechar estas leyes para el beneficio de uno o para lograr esas metas que tanto anhelamos.

Para ello recordaremos que hay una ley universal que a todos nos gobierna y sería bueno tener presente.

Esta ley es una fundamental de la Sabiduría Universal y los Gnósticos serios la han podido comprobar hasta la saciedad.

Corresponde a la sabiduría universal y podemos hallar una descripción de ella hasta en las sagradas escrituras o Biblia Hebraica.

Esa ley dice “Quien da Recibe. Quien mas da, mas Recibe. Quien nada da, hasta lo poco que tiene le será quitado.”

Explicación de Esta Ley Universal

Para entender esta ley podemos realizar un simple ejercicio que nos permite comprender como pudiéramos ayudarnos.

Este ejercicio consiste en buscar quienes cumplen todas las leyes sin excepción de ninguna.

Eso lo podemos observar en la naturaleza, la naturaleza con todas criaturas cada una cumple su función y su propósito sin interferir en el propósito ni la función de ningún otro.

En ella podemos observar que esta ley se cumple siempre.

En la naturaleza podemos comprobar, que nadie hace las cosas para si mismos, todo lo hacen con el fin de colaborar con los demás.

Si vemos a las abejas, veremos que ellas producen miel en abundancia y otros animales puedes disfrutar de ella, hasta el mismo hombre lo hace. Sin que ellas se mueran por ello o protesten porque alguien se esta comiendo su preciada miel, la jalea real, la cera o el propóleo que ellas elaboran con tanto esfuerzo.

Si analizamos un árbol frutal, podremos comprobar lo mismo. Ningún árbol produce las frutas para si mismo, ni todas las produce con el fin de obtener más árboles. Siempre la gran mayoría de los frutos son para alimentar a otros, no para beneficiarse a sí mismos.

Si vemos el océano, veremos a uno de los mayores colaboradores con la vida.

Podriamos sitar miles y miles de ejemplos en la naturaleza, donde veríamos a una criatura hacer algo con mucho esfuerzo, pero del que otros se beneficiarían más que ella misma.

Como aplicar esta ley en Nosotros

Entendiendo esta ley, podríamos nosotros llevarlo a nuestra propia vida.

Lo que debemos hacer, primero que nada, es identificar que es lo que anhelamos conseguir.

Luego de identificar eso que queremos conseguir, deberíamos plantearnos una idea, que sería ver como nosotros podemos ayudar a otras personas a conseguir lo mismo que nosotros anhelamos.

Pareciera que Dios ha puesto estas leyes para que nosotros dejemos de ser Egoístas. 😥

Siempre alguien está en una situación igual o quizá peor que la nuestra, buscando obtener lo mismo que nosotros buscamos.

Vamos a poner un ejemplo para aclararlo.

Si nosotros necesitamos salud. Entonces seria bueno buscar a quien podemos ayudar.

Podría ser comprándole una medicina, ayudándolo a ir al médico, o por lo menos con una oración sincera pidió a Dios que lo ayude a curarse.

Si lo que nos esta faltando es dinero. Siempre hay alguien a quien ayudar, podríamos dejar a un lado un simple antojo o capricho innecesario para ahorrar ese dinero y dárselo a alguien que lo necesite mas o igual que nosotros.

Si lo que uno anhela es sabiduría para guiarse en esta vida. Puede buscar ayudar a otros a encontrar esa tan anhelada luz, para guiarse en las oscuras noches de ignorancia. Podría ser compartiendo esta publicación si te parece interesante. 😉

Resultado de la ley de Dar para Recibir

Volvamos a ver que pasa en la naturaleza.

Si un árbol frutal produce mucha fruta, eso atrae a muchos animales a alimentarse.

Con muchos animales alimentándose, mas se va a esparcir la semilla que las frutas traen adentro.

Con mas semillas esparcidas, mas arboles nuevos abra y la especie se perpetuará por más tiempo.

Vemos que dando recibe, es más. Contra más de más recibe.

Pero primero tiene que dar antes de recibir.

Esto sucede porque el universo cuando fue creado, fue creado con unas leyes que lo gobiernan que son muy sencillas, pero terriblemente justas en su aplicación.

Entendiendo esta ley, podemos beneficiarnos de ella y obtener una vida más feliz.👍

Consejos de un Sabio Gnósticos a su Discípulo

Luego de repasar estos aspectos que son muy importantes, vamos a lo nuestro.

Estando el maestro con su discípulo por allí en algún lado, apreciando la vida libre en su movimiento, el maestro le dijo a su discípulo.

Te voy a dar tres consejos que te ayudaran a tener una mejor relación con todas las personas que te encuentres en el camino de tu vida.

Estos consejos son muy sencillos, pero no por ello dejan de ser muy efectivos y extremadamente útiles.

  1. No te metas donde no te llaman
  2. No te creas todo lo que te dicen
  3. No cambies camino por vereda

El discípulo se quedo muy callado meditando sobre estos tres consejos, que su sabio maestro le había entregado en una platica tan sencilla, pero a la vez tan profunda.

Análisis de cada uno de estos consejos a la luz de la Sabiduría Gnóstica

Vamos a ver estos tres consejos que nos han entregado.

Buscando siempre fijarnos que donde podemos aplicar estos consejos en nuestra vida.

No hay que aplicar esto a ninguna persona, ya que esto en ves de ayudarnos nos terminaría quizás con más problemas.

Es sabido por todos, que nadie realiza un cambio verdadero porque otro se lo quiera imponer.

Sino que uno cambia solo cuando quiere hacerlo.

1er Consejo “No te metas donde no te llamen”

Esto nos ahorraría gran cantidad de inconvenientes, ya que tenemos mucho la tendencia de meternos en cosas que no nos corresponden.

Quizás a veces con muy buenas intenciones, pero que terminan molestando a alguna persona, que lo puede ver como una intromisión en su vida.

También puede tomarlo con molestia por interpretar que nos creemos con solvencia para decirle que tiene que hacer.

Puede verlo como que lo estamos tratando de incompetencia o imposibilidad de hacer lo correcto.

Como decíamos, quizá lo decimos con muy buenas intenciones, pero estas cosas tienden a ser tomadas por las personas como algo molesto.

Generando en la persona una incomodidad, molestia, malestar, enojo o sentirse ofendido.

Algunas personas lo expresan y pueden comentarlo con nosotros o con alguien mas.

Otras se lo quedarán calladas, pero igualmente estarán con un malestar.

Es difícil definir con exactitud cual es el proceder correcto, para ello se necesita conciencia, ósea sabiduría.

Es por ello que nosotros como estudiantes de la vida, tenemos que reflexionar mucho, para ver cuando estamos “Metiéndonos donde no nos llaman” 😬

2do Consejo “No te creas todo lo que dicen”

Para esto solo vamos a pedir, que hagamos un análisis muy sencillo y rápido.

Cuantas veces nos ha pasado que alguien comenta algo de otra persona, diciendo tal o cual cosa que ha hecho y luego con el tiempo hemos visto que no era cierto.

O quizás no era exacto como lo dijo esa persona, sino que omitió algunos detalles, que cuando son tenidos en cuenta pueden cambiar hasta la visión del evento.

Vamos a poner un ejemplo.

Una persona nos puede contar que un amigo que tenemos en común, le presto un dinero, pero que ese amigo, llego el día de ayer a solicitarle le regrese el dinero muy enojado.

Hasta nos puede exponer que estuvo muy mal porque se lo pidió de mala manera.

Que no se comporto como un verdadero amigo lo haría.

Que el dinero que le presto era una suma importante pero que el se lo iba a devolver la semana que viene.

Escuchando esto, nosotros podríamos llegar a pensar que él es una víctima.

Que ese amigo que tenemos en común se portó realmente mal, enojándose con él, siendo que en unos días mas se lo iba a devolver.

Pero luego podemos escuchar la versión que tiene el amigo que tenemos en común, quien le presto el dinero.

Quizá sería otra nuestra visión de la situación, si escuchamos que le había prestado ese dinero hace 3 años, siendo una cantidad de dinero importante.

Que el amigo que lo había solicitado, también se había comprometido a pagarlo en un plazo de 15 días.

Cual sería nuestra sorpresa si sabemos que por la amistad que tenían, lo ha esperado durante 3 años con paciencia y comprensión.

Creo que se entiende la idea que estamos planteando. 😕

Quizá la persona que pidió prestado el dinero, no esta mintiendo al comentarnos el suceso, pero si no esta diciendo algunos puntos que pueden llegar a cambiar la realidad de los sucesos o la imagen de las personas.

Es por eso que es un buen consejo, que la Sabiduría Gnóstica nos enseña, escuchar siempre a todas las partes de un conflicto, sin tomar ningún partido, siendo imparciales y con justicia.

3er Consejo “No cambies Camino por Vereda”

Quizá te parezca extraño este consejo.

Que será a lo que se refiere con Camino.

Que será a lo que se refiere con Vereda.

No te preocupes, lo vamos a explicar lo mas claro que podamos como siempre.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es lo siguiente, NADA EN ESTA VIDA ES FÁCIL, lo ponemos con mayúsculas, subrayado y en negrita.

Todo lo valioso en esta vida cuesta.

Esto lo tenemos que entender porque así es la vida.

Un precepto de la sabiduría universal dice “Lo que cuesta vale” ósea que lo que cuesta lo valoramos.

Veamos que pasa si compramos un celular nuevo que nos haya costado mucho, lo cuidamos mas que a las personas que nos rodean. 🙄

Teniendo esto presente, vamos a ver que es el camino y que es la vereda.

Imaginémonos un camino de montaña, rocoso, ascendente, con viento, lluvia, frio y desolado.

El camino es lo que nos conduce a todo lo que aspiremos en nuestra superación personal.

Mejorar nuestra condición humana, tener armonía, tener paz, tener virtudes, tener sabiduría, tener amor, etc. Lo que conduce a estos grandes valores es el camino.

En el caso de la vereda, podríamos decir lo contrario.

La vereda es tomar la via fácil de las cosas, sin esfuerzo, queriendo que sea rápido, sin sufrimiento.

Poniendo un ejemplo, podríamos decir, que es como cuando uno quiere tener riqueza.

Una persona para obtener riquezas lo puede hacer honradamente, con esfuerzo y constancia.

Pero también existe la opción de que elija hacerlo de forma deshonesta, engañando, robando, etc.

Cambiar camino por vereda, se refiere a no elegir la via fácil, sino la correcta.

La que nuestra conciencia nos guía.

La que es difícil, pero engrandece la vida de la persona.

La que cuesta, pero vale el sacrificio.

Resumen

Siempre podemos mejorar, siempre está la posibilidad de superarnos.

Los grandes maestros nos lo han demostrado con sus vidas.

Como hemos comentado, los grandes sabios, ellos no son egoístas.

Han enseñado que es lo que se necesita para que nosotros logremos lo mismo que ellos.

Recomendamos analizar lo que aquí hemos visto.

Buscar donde nosotros hemos cometido alguno de estos errores.

Observarnos a nosotros mismos e ir reflexionando sobre lo que ha producido ese error.

De esta forma llegaremos algún día a la comprensión y con ella llegara la verdad.